La importáncia del ácido fólico

Para conseguir una dieta sana y equilibrada es necesario ser muy conscientes de la importancia de los alimentos. Para mejorar nuestra dieta, simplemente tenemos que comer bien. El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble del complejo de las vitaminas B, y si la ingerimos durante el embarazo, nos ayudará a prevenir posibles defectos de nacimiento en el cerebro y en la médula espinal, estos defectos reciben el nombre de defectos del tubo neural (las siglas NTD, què en inglés son Neural Tube Defects).

La importancia del ácido fólico
Magdalena Gil

Para conseguir una dieta sana y equilibrada es necesario ser muy conscientes
de la importancia de los alimentos. Para mejorar nuestra dieta, simplemente
tenemos que comer bien. El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble
del complejo de las vitaminas B, y si la ingerimos durante el embarazo, nos
ayudará a prevenir posibles defectos de nacimiento en el cerebro y en
la médula espinal, estos defectos reciben el nombre de defectos del tubo
neural (las siglas NTD, què en inglés son Neural Tube Defects).

Esta vitamina no aporta energía al organismo, pero es muy importante
para generarla. El ácido fólico tiene propiedades que ayudan a
prevenir la anemia y nos también nos ayuda a preservar el sistema inmunológico.

Según la edad y el estado de cada persona, la cantidad de ácido
fólico que tenemos que ingerir es variada. Para un niño o niña
bastará con unos 200 gramos. Los adultos, a partir de los 19 años,
necesitaremos el doble; 400 gramos. Las mujeres en estado de gestación
requerirán 600 gramos y las lactantes 500 gramos.
Existen casos en que las cantidades especificadas no serán suficientes,
entonces necesitaremos un refuerzo, una dieta más rica en ácido
fólico.

Por ejemplo, el humo del tabaco dificulta la absorción del ácido
fólico a nuestro organismo, también el consumo elevado de alcohol.
Las embarazadas también necesitarán un refuerzo ya que este ácido
es de vital importancia para la correcta formación del cerebro y la medula
espinal. Otro caso de necesidad de ingestión extra del ácido fólico
serán las personas con problemas de estreñimiento.

El ácido fólico en muchas ocasiones nos ayuda a disminuir el
riesgo de enfermad, incluso cuando tengamos factores de riesgo, como por ejemplo
en el caso del cáncer de mama, estudios médicos han demostrado
que el ácido fólico y la vitamina B6 ayudan a disminuir el desarrollo
de la enfermedad.

La carencia del ácido fólico puede afectar al
corazón, al sistema nervioso y a la formación del feto. También
nos puede conllevar una anemia, una disminución de la fertilidad, adelgazamiento
involuntario, palidez manifiesta, debilidad física, diarrea, falta de
memoria o, incluso, mal humor.

Tenemos que estar alerta con los factores que dificultan la
asimilación de esta importante vitamina en nuestro organismo. El estrés,
el alcohol, el tabaco, el azúcar o, incluso, hervir demasiado tiempo
las verduras o vegetales impiden la correcta asimilación de este ácido
por parte de nuestro organismo.

Para saber si estamos ingiriendo suficiente ácido fólico es necesaria
saber qué alimentos contienen esta vitamina. Hay muchos alimentos que
lo contienen, pero haremos una lista con los más ricos:
• Las verduras de hoja verde como por ejemplo las acelgas, espinacas espárragos,
brócoli, coles o endibias.
• Las judías secas, los garbanzos, las lentejas y, en general,
todas las legumbres.
• Los cereales integrales. El arroz, el maíz o el trigo.
• Por lo que hace a las carnes, tenemos que centrarnos en las zonas más
ricas en nutrientes; esto es el hígado de pollo o ternera.
• Los frutos secos en general.
• Y la patata.

Hay que tener en cuenta que el ácido fólico no es una vitamina
que se almacene, éste es uno de los motivos de su difícil absorción
y, por esto, tenemos que facilitar la tarea a nuestro organismo. Así
pues, la fruta y la verdura la comeremos fresca, aunque los productos congelados
no disminuyen la calidad de los mismos, es mejor que los productos esten poco
manipulados. En general, es preferible cocer poco las verduras y, si nos tomamos
un zumo, hacerlo inmediatamente después de exprimirlo porque se sabe
que a los 20 minutos las vitaminas se evaporan.

También échale un vistazo a

0 comments to “La importáncia del ácido fólico”
  1. Cuando estaba embarazada tomaba acido folico y hierro, lo que me llamo la atención del embarazo es que baja de peso.¿ eso es por la medicación?. porque después engordaba el doble. Ahora tengo 20 kilos de mas y no hay caso no bajo de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.