Los pescados blancos y los azules

Sabrosos y sanos, los pescados blancos y azules han ido escalando puestos hasta llegar a ser prestigiosos en lo gastronómico. Varios estudios demostraron su elevada riqueza en cuanto a ácidos poliinsaturados, proteínas y omega 3, los cuales poseen un grado alto para prevenir enfermedades de tipo vascular. Los pescados blancos y azules son de bajas calorías y, las vitaminas y minerales que éstos aportan, hacen que las funciones del organismo humano se faciliten aún más. Éstos con su delicioso sabor, tiene muchísimo para ofrecer.

¿A qué se llaman pescados azules?

Los pescados que poseen un grado elevado de grasa, son denominados azules. Una manera de poder reconocer éstos de manera fácil, es fijándose en la forma que posee su cola, ya que cuando es azul, ésta es similar a la letra V.

Su contenido en grasa varía según la especie, pudiendo alcanzar hasta el 10%. La sardina contiene entre un 8% y un 10% de ácidos grasos poliinsaturados, los cuales se encuentran almacenados debajo de la carne oscura y la piel del pescado. A este grupo pertenecen: boquerón, palometa, caballa, chicharro, atún, salmón, bonito del norte, pez espada y anguila.

¿En qué ayuda al organismo el consumo del pescado azul?

Los ácidos que el pescado azul posee sirven para disminuir el colesterol y reduce los lípidos, a modo de evitar la acumulación de éstos en las arterias. Además, el omega 3 se encarga de disminuir los triglicéridos, la viscosidad sanguínea, la presión arterial y el consumo de las grasas saturadas.

¿A qué se llaman pescados blancos?

Los pescados que poseen una aleta dorsal, son denominados blancos. Éstos a diferencia de los azules, poseen muy poca cantidad de ácidos grasos, los cuales no superan al 2.5%. Algunos de los pescados que comprenden este grupo son los siguientes: faneca, gallo, rape, maruca, merluza, faneca, cabracho, bacalao, rodaballo, gallineta y congrio, entre otros.

¿En qué ayuda al organismo el consumo del pescado blanco?

El pescado blanco está compuesto por cantidades grandes de vitaminas A, B, B12, D y E; omega 3, proteínas y minerales como el potasio, calcio, yodo y sodio; que ayudan en la etapa de crecimiento de los niños y las mujeres embarazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.