Te rojo: pu-rha salud

El te rojo o pu-erh, proviene de la región de pu’er de China, conocida como la región de la eterna primavera, la cual goza de un clima excelente para el árbol del té rojo: el Quingmao.

La infusion de Té Rojo, tiene un color rojo oscuro, y un sabor térreo inigualable a cualquier otro te. Es fácilmente asimilable y agradable al gusto.
En la China Antigua se le conocía como el té de los Emperadores, ya que sólo a ellos les estaba reservado.

El té rojo, adquiere sus características y propiedades tras un proceso de maduración. Sus hojas son comprimidas y se almacenan durante años. Pueden llegar a estar guardados en barricas durante 60 años, y al igual que el vino, mejoran con el tiempo.
Su color y sus propiedades extraordinarias, se deben a este largo proceso.

Los principales beneficios del té rojo son:

-Convierte el colesterol malo en sangre, en colesterol bueno.
-Tiene propiedades adelgazantes
-Es relajante
-Actúa como antibiotico natural
-Es digestivo
-Desintoxica y depura activando el metabolismo del hígado
-Refuerza el sistema inmunitario, preserva de las infecciones y posee efectos bacteriostáticos
-Cura el mal humor e incluso ligeras depresiones
-Facilita la digestión de las comidas grasas y estimula la secreción de las glándulas digestivas
-Elimina el sobrepeso provocado por una mala alimentacion

La preparación de una infusión de Pu erh, requiere unos 3 gramos de té, aproximadamente una cucharadita de postre, a la que se le añade agua hirviente; dejándolo reposar entre 2 y 5 minutos, aproximadamente.
Para endulzarlo, es mejor no hacerlo con azucar blanco, ya que es rico en glucosa y se convierte rápidamente en grasa. Mejor utilizar azúcar integral o optar por la miel, el sirope de arce o el jugo de agave; los cuales producen sinergias con el té, mucho más beneficiosas que el azúcar clásico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.