Dieta depurativa: el ayuno

El ayuno no es en si mismo una terapia, sino que es una de las mejores maneras de poner en descanso fisiológico a nuestro organismo. El ayuno posibilita al organismo que ponga en marcha todos sus mecanismos de desintoxicación y regeneración.

Cuando una persona decide ayunar esta ahorrando al cuerpo todo el proceso de digestión y asimilación de nutrientes, lo que sirve para desviar esta energía en el proceso de eliminación y autocuración. Puede pasar que, en este proceso de autocuración y eliminación de toxinas tengamos algunos síntomas que se pueden confundir con una enfermedad. Así las nauseas o los vómitos, el dolor de cabeza, la sensación de lengua blanca, la boca pastosa, la orina más oscura de lo habitual, etc. Todos estos síntomas no son más que indicadores de que nuestro cuerpo está haciendo una limpieza a fondo. Curiosamente los síntomas son muy parecidos a los que padeceríamos si estuviéramos sufriendo un empacho por exceso de comida o bebida. El ayuno es una buena forma de dar un descanso a nuestro aparato digestivo.

El cuerpo sano siempre dispone de un depósito de reservas de nutrientes necesarias que le serán útiles cuando tenga que estar un determinado tiempo sin poder ingerir alimentos. Con el ayuno el cuerpo no deja de alimentarse, ya se alimentará de estas reservas que hemos mencionado. Cuando estas reservas se agotan, el cuerpo empieza a digerir las partes y órganos más vitales. Aquí ya no hablaremos de ayuno sino de inanición. Este proceso no acostúmbra a aparecer antes de las 4 semanas de ayuno.

Consejos para ayunar eficazmente

Cuando ayunemos tenemos que descansar más de lo que lo hacemos habitualmente, ya que necesitamos que nuestra energía esté disponible para que sea eficaz el proceso de limpieza y desintoxicación.

Es muy importante que la persona que ayuna este tranquila y relajada. También es bueno tener contacto con la naturaleza, es recomendable, si estamos en una casa, mantener la ventana de la habitación abierta.. Así iremos regenerando el aire que respiramos, evitando respirar las sustancias volátiles y tóxicas que nosotros mismos eliminamos de nuestro cuerpo al respirar.

El agua es imprescindible durante el ayuno, el cuerpo necesita mucha agua que le servirá de vehículo para los procesos metabólicos, y es el agua también quien nos ayuda a eliminar y depurar el organismo.

Y por supuesto es imprescindible realizar el ayuno bajo control y asesoramiento de un especialista, sobretodo si va a ser superior a 2 o 3 días. Aunque el ayuno es un proceso natural, es un nuevo lenguaje con nuestro cuerpo, del cual aún no dominamos el idioma.

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.