La dieta del índice glucémico

Antes de conocer de qué se trata la dieta del índice glucémico necesitas conocer qué es el índice glucémico (IG). El índice glucémico es la cantidad de azúcar que un alimento produce en la sangre cuando es digerido. Esta dieta clasifica los alimentos según este criterio y fue creada, en principio, para ayudar en la identificación de alimentos adecuados para las personas que sufren diabetes.

Pero no solo los diabéticos la usan. Una dieta basada en esta clasificación ha resultado beneficiosa para muchos deportistas, puesto que ha mejorado su performance y concentración al producir una rápida carga de glucógeno muscular luego de la ingesta de alimentos con alto contenido glucémico. También resulta bastante útil no solo para bajar de peso, sino para tener una alimentación saludable.

¿Por qué la dieta del índice glucémico es efectiva?

La dieta se basa en el concepto de que los alimentos de bajo índice glucémico son más satisfactorios que los alimentos con un alto índice glucémico. Esto se debe a que los alimentos bajos en IG toman más tiempo en digerirse, ayudando a la persona a sentirse llena durante más tiempo y así son menos propensas a comer en exceso. En cambio, los alimentos con alto índice glucémico se descomponen más rápido, por lo que es más probable que una persona experimente hambre en menos tiempo.

El mayor problema que trae consigo la dieta es que las puntuaciones de los alimentos varían junto con la respuesta de la persona de un día al otro. De esta forma sería necesario que al empezar la dieta del índice glucémico la persona se maneje con una tabla. Mientras esta sea más completa, mucho mejor.

Algunos de los alimentos con un índice glucémico bajo son

  • Cereales a base de salvado, avena y cebada.
  • Verduras sin almidón, en una ensalada con vinagre.
  • Legumbres como garbanzos, lentejas y porotos.
  • Pastas como spaguetti, macaroni, y fetuccini.

En esta dieta deben hacerse 5 comidas diarias aproximadamente, aquí te damos un ejemplo de comidas.

  • Para el desayuno puedes comer una rebanada de pan integral con queso crema.
  • El primer snack del día debe ser una fruta como la pera.
  • Para el almuerzo puedes comer un sandwich con pan de centeno y Roast Beef además de rábano picante, tomates, brotes de soja.
  • Para el segundo snack del día entre 4 y 8 galletitas integrales con fetas de queso o una manzana.
  • Para la cena puedes comer un filete de pescado, con dos papas pequeñas o una ensalada de espinaca, calabaza, zanahoria con zumo de limón. Y si quieres comer un postre elige un yogur que sea bajo en grasas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.