Conseguir un maquillaje de cine

Cuando se acercan fechas señaladas, sobre todo las Navidades, las mujeres buscan como destacar en su atuendo festivo, lo que incluye también el peinado y por supuesto el maquillaje. Como es de suponer, la mayoría siguen las tendencias que se presentan en las revistas de moda y belleza, así como los trucos y looks que lucen estrellas de cine, música y televisión.

No es fácil sin embargo parecerse a estas, pues ellas cuentan con estilistas y maquilladores profesionales que les hacen el trabajo estudiando sus facciones, tipo y tono de piel, gustos… Pero podemos añadir una serie de consejos a nuestra forma de arreglarnos para que nos acerquemos un poco más al glamour de Hollywood.

Por ejemplo, uno de los consejos mas extendidos por los especialistas es cubrir las imperfecciones en primer lugar, ya que de ello depende el resultado espectacular del conjunto. Se aplica sobre la zona de las ojeras, las rojeces y pequeñas venitas, y demás imperfecciones cierta cantidad de corrector (sin excederse, porque el efecto que podría crear seria el contrario). Hay que difuminarlo con la ayuda de la yema de los dedos, dando ligeros toquecitos, para conseguir que se funda completamente con el tono propio y se convierta en una segunda piel. El corrector se puede aplicar antes o después del fondo de maquillaje, pero siempre hay que tener en cuenta que ha de ser uno o dos tonos más claros que este.

Por su parte, el fondo de maquillaje debe aplicarse sobre una piel que este perfectamente limpia e hidratada, pues así se fijara mejor. Deben esperarse unos minutos entre la aplicación de la hidratante y el maquillaje. La base se empezara a aplicar mediante pequeñas cantidades desde el centro de la nariz a las aletas, la barbilla y la frente, y finalmente los pómulos. Se extiende suavemente con movimientos circulares desde el centro del rostro hacia fuera. Para fijar entonces la base y conseguir un acabado mate y aterciopelado, es conveniente aplicar a continuación polvos sueltos translucidos, también desde el centro de la cara hacia el exterior. Un acabado perfecto y natural se consigue con el colorete, que tiene una forma especial de aplicación: se trata de sonreír, y sobre el punto más alto o de mayor volumen se extenderá el colorete hacia la sien, teniendo en cuenta que el tono del mismo y del producto labial estén dentro de la misma gama. Si queremos conseguir un efecto totalmente natural deberemos elegir un colorete en crema, que se asemeja en mayor medida al color de las mejillas cuando nos sonrojamos o cuando hacemos ejercicio. Otro detalle a tener en cuenta es que cuanto mas pálida es la piel, mas claro debe ser el tono elegido para el colorete, o de otra forma luciremos un aspecto demasiado teatral.

La mayoría de profesionales indican que lo mas importante para obtener un resultado espectacular es tener mucho cuidado al elegir el tono del fondo de maquillaje, que tiene que ser lo mas parecido posible al de la piel; es por ello que conviene probar diferentes colores siempre a la luz del día, pues es donde mejor se puede ver el efecto. Es importante recordar que los colores demasiado claros dan un aspecto extremadamente artificial y enfermo, y los demasiado oscuros envejecen. Para hacer la prueba, la mejor zona es aplicar el maquillaje sobre el rostro, y aquel que se funda con la piel será el adecuado. Si se va maquillada, se puede hacer la prueba en la mano, siempre considerando que la zona que más se aproxima a la tonalidad del rostro es la que se encuentra entre el dedo pulgar y la muñeca.

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.