Depilación láser

El láser se ha posicionado como el método definitivo más utilizado por las mujeres para deshacerse del antiestético vello; su uso se ha extendido en los últimos años gracias a su rapidez en la aplicación, su efectividad y sus resultados duraderos. Consiste en la aplicación de un haz de luz pulsada que deposita gran cantidad de energía en los folículos pilosos, desintegrando estos pigmentos y haciendo que desaparezcan poco a poco. Es decir, su efectividad proviene del principio de fototermólisis selectiva, que permite la eliminación del folículo piloso sin afectar a otras estructuras vecinas. El objetivo del láser es alcanzar la melanina del pelo, ya que ésta, al absorber la luz, la transforma en energía térmica, neutralizando su crecimiento.

Se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo para eliminar el vello, excepto en zonas muy cercanas al ojo. Hay que tener en cuenta también que hay otras partes donde podría caber la posibilidad de que su uso no diese resultados definitivos, como por ejemplo en la eliminación del pelo canoso o muy fino y claro, ni para personas con un fototipo de piel o tono muy alto. Tampoco se recomienda a las embarazadas, puesto que podría afectar al desarrollo del feto. Donde sí se observa gran efectividad es en cabello oscuro y fuerte, es más, cuanto más oscuro sea el pelo y más clara la piel, mayor será la posibilidad de que el cabello desaparezca definitivamente. Las pieles morenas, por este motivo, pueden sufrir algún tipo de quemadura, ya que poseen más melanina y al láser le cuesta más trabajo distinguir ésta de la del cabello a eliminar. El grosor del pelo también es importante, ya que cuanto más densidad tenga más energía atraerá y será más fácil de destruir.

Hay una serie de pautas a seguir si se quiere seguir un tratamiento de depilación por láser. Una de ellas es evitar tomar el sol antes, durante y después de la aplicación del láser (entre mes y mes y medio). También es muy importante no depilarse entre las sesiones con sistemas que arranquen el pelo, como pinzas, cera o maquinilla eléctrica. Si se tiene la piel muy oscura es aconsejable aplicarse algún tratamiento blanqueador en la piel entre cuatro y seis semanas antes de la sesión de láser.

foto

Atendiendo a estos pequeños consejos, podemos obtener sin ningún riesgo resultados espectaculares; el vello desaparece con seguridad en unas pocas sesiones. Aparte de esto, su mayor ventaja radica también en la rapidez con la que se aplica, su limpieza y sencillez, y es conveniente para todo tipo de pieles (excepto para aquellas que padezcan algún tipo de alteración). Algunas personas pueden ver en su elevado precio un óbice para decidirse a aplicarse el tratamiento, pero hay que tener en cuenta que, con unas cuantas sesiones, el vello desaparecerá, lo que da lugar a un gran ahorro en sistemas de depilación que estaríamos utilizando de por vida. Eso sí, siempre hay que acudir a centros médicos especializados, donde las sesiones sean atendidas por profesionales de la sanidad que den garantía para evitar cualquier problema de quemaduras o efectos secundarios, y cuyos aparatos láser (ya sea de luz pulsada o Alejandrita) cuenten con las últimas tecnologías en la materia y se encuentren en óptimas condiciones. Pedir información por adelantado es vital si queremos que los resultados se ajusten a nuestros requerimientos.

Comprar Depiladora Eléctrica Pearl Adore Better Living al mejor precio: 32.91€

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.