Recuperación Capilar con Nanoqueratina. Te lo explicamos.

Los tratamientos para cabello con nanoqueratina han supuesto uno de los descubrimientos tecnológicos más avanzados y novedosos en el mundo de la peluquería.

En términos descriptivos, la nanoqueratina se basa en la producción
de nanomoléculas con un alto poder de penetración en las fisuras de los cabellos
dañados; para que esta reparación sea posible, las nanomoléculas corresponden
a una milésima de millón de una molécula original.

A través de un sofisticado sistema de transmisión por cepillado,
las nanomoléculas producidas penetran en el cabello quebradizo a través de sus
fisuras del pelo, formando depósitos de muchas partículas que recubren las partes
dañadas, al mismo tiempo que se evapora el agua residual y solvente.

Las moléculas se sellan, llenando la fisura, y evitando pérdidas
de humedad. El sistema de recuperación capilar con nanoquerativa suele componerse
de tres tratamientos de reestructuración de la fibra capilar, más uno adicional
de fijación del color y texturización para los cabellos teñidos y estropeados.
Cada tratamiento se aplica a través de la máquina nanoaspersora, teniendo todos
el mismo protocolo de aplicación, que oscila de los treinta a los cincuenta
minutos, dependiendo de la longitud y del tipo de cabello que se esté tratando.

Lo más innovador es que el tratamiento se aplica de forma
extremadamente eficaz, a través de un cepillo que exhala en intervalos una especia
de neblina que contiene las moléculas de nanoqueratina, y que recuperan el cabello
que se creía perdido, por estar muy deteriorado. Gracias a esto, podemos evitar
cortarlo, lo cual es un alivio para muchas mujeres a las que les cuesta mucho
tiempo dejarse crecer el pelo. Inmediatamente, aplicando el producto mechón
a mechón, el cabello se muestra más suave, suelto y sedoso.

Es igual de eficaz para cabellos dañados por los tintes como
para los desgastados por el uso indiscriminado de plancha y secador, o bien
porque se ha deteriorado a causa de procesos químicos o naturales, por la acción
del viento, el sol, la sal o el cloro. No tiene ninguna contraindicación o restricción,
y puede usarse para todas las edades, obteniendo siempre un resultado espectacular.
Antes de empezar el tratamiento, es aconsejable utilizar para el lavado del
cabello algún champú que no deje ningún residuo, para que todas las fisuras
y puntos oxidados puedan ser expuestos; asimismo, no debe aplicarse ningún tipo
de laca, fijador o gel previamente.

La máquina se pasa por el cabello seco, para que la queratina
que pasará por el filtro nanoaspersorio pueda penetrar mejor en la estructura
interna del pelo a través de sus poros. A continuación deberá pasarse sobre
el cabello una plancha de peinado, con una temperatura de unos 120 ºC, para
contribuir a la evaporación del agua residual. Se debe peinar siempre en la
misma dirección para sellar las cutículas y garantizar la homogenización del
tratamiento. A continuación se coloca en el nanoaspersor el líquido finalizante
que refuerza el cabello, y se vuelve a pasar el cepillo aplicador, siendo el
tiempo de aplicación en cada mecha de tres a cinco minutos, dependiendo de su
longitud.

El resultado es un pelo brillante, sano, estructurado, reparado
de las agresiones tanto internas como externas a las que lo sometemos a diario.

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.