Ser vegetariana durante el embarazo

Hace años que decidiste volverte vegetariana. Prescindiste de la carne y el pescado y supliste las proteínas de estos alimentos, por otro tipo de proteínas que no derivasen de ningún animal. Pero ahora has decidido tener un hijo y te asaltan las dudas. Tienes miedo de que tu alimentación sea la adecuada para el buen desarrollo del feto. Tranquila, si tu dieta vegetariana esta bien compensada, no hay nada que temer.

Magdalena Gil

Cuidarse durante el embarazo requiere visitas médicas periódicas y una dieta equilibrada. Por desconocimiento de la gente que no se ha acercado nunca al vegetarismo, tendrás que enfrentarte a críticas pero ten claro que, con una dieta vegetariana compensada a tu hijo no le faltara de nada. Varios estudios científicos aseguran la envidiable salud de los hijos de personas vegetarianas.

Cosas a tener en cuenta:

Es fundamental aumentar la ingestión de minerales y vitaminas. Tendremos que reemplazar los alimentos de alto contenido graso por legumbres, arroz, cereales integrales, hortalizas y verduras. Los dulces tómalos con moderación y procura que el postre sea siempre fruta fresca y lavada, a ser posible de temporada. Durante el embarazo también es muy importante el ejercicio moderado. Camina una hora al día, o más si tienes tiempo y ganas, así ayudarás a tu organismo a mantener un buen tono muscular y llenarlo de vitalidad. También es muy beneficioso para las mujeres embarazadas el ejercicio acuático, como el aquagym o la natación.

Recordemos también que el feto necesita recibir nutrientes de forma más o menos continuada. Es necesario comer a menudo y no dejar pasar más de tres horas entre una comida y otra, aunque sea un yogurt o una pieza de fruta.

Aquí te indicamos una lista de algunos de los alimentos que te pueden aportar nutrientes:

 >Los cereales, como la cebada, el arroz, el trigo, la avena, el mijo, el maíz, el cus-cus, etc…
 >Las legumbres: la alubia, el guisante, las lentejas, etc…
 >Todos los frutos secos, tipo avellanas, almendras, nuezes…. MUY IMPORTANTE no añadir cacahuetes a tu dieta, ya que puede producir alergia al feto.
 >Las semillas de calabaza, de girasol o de sésamo
 >Las verduras en general: el pimiento verde, las algas marinas, las espinacas, la endibia, la patata, el tomate, el pepino, el apio, etc..
 >Y frutas como el plátano, la naranja, el pomelo, la naranja, el mango, las cerezas, las uvas, el kiwi, etc…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.