Acupuntura para transtornos de ansiedad

Acupuntura para transtornos de ansiedad

La acupuntura forma parte de la medicina milenaria china, y gracias a ella, muchos enfermos consiguen mejorar o curar sus dolencias al margen de la cirugía o de los tratamientos agresivos. En Oriente se viene aplicando desde tiempos inmemoriales como medicina preventiva, acompañada de ejercicio (Tai-Chi) y de una alimentación equilibrada. También en enfermedades ya manifiestas o avanzadas, actúa como un potente analgésico y sedante; es por ello que se utiliza tanto a niveles físicos como psicológicos, logrando una mejoría significativa en el paciente.

Las consultas de acupuntura empiezan mediante la observación del individuo, con un test de preguntas, como cualquier consulta médica. Según esta técnica, nuestro cuerpo posee un mapa de canales energéticos lleno de puntos, a través de los cuales hay una entrada o salida de la energía vital o “chi”. Mediante pequeñas agujas, la acupuntura activa los puntos donde se concentra el mayor grado de esa energía corporal, para obtener la curación de la dolencia. Muchas veces, los puntos a tratar con las agujas coinciden con la zona dolorida, pero la mayor parte de las veces no es así; por ejemplo, a la hora de tratar temas psicosomáticos como la depresión o la ansiedad, se colocan las agujas en la mano y en el antebrazo. El efecto que ejercen las agujas sobre este tipo de dolencias es sorprendente, dejando al paciente en un estado totalmente relajado, lo cual nota desde la primera aplicación. Además, se nota una mejoría general de la salud.

A la hora de tratar la ansiedad, la acupuntura es muy útil en terapias para problemas de alimentación (como anorexia, bulimia u obesidad), y también en los tratamientos para dejar de fumar, en los cuales la parte psicológica tiene un gran peso. Particularmente para estos temas, la acupuntura actúa como un efecto placebo, en el cual el paciente encuentra apoyo y relajación. Las agujas influyen en el estado de nerviosismo por el cual estos pacientes recurren a la adicción o la autodestrucción, ayudando a que se autoregule su yo interno. Pero hay que dejar claro que la acupuntura es un adyacente al tratamiento médico que deba seguirse, o en el ejemplo de las dietas de adelgazamiento, se trata de una colaboración por la que se disminuye la ansiedad por comer, pero el tratamiento no adelgaza por sí solo.

En el caso de las personas que sufren un cuadro de depresión y desórdenes mentales por ansiedad, la acupuntura es una opción bastante inteligente, si se tiene en cuenta que el método para curar este tipo de dolencias en la medicina occidental es a través de fármacos, sustancias químicas que van al cerebro y que terminan por desequilibrar o crear adicción al individuo. También está demostrado, por ejemplo, que la alimentación influye bastante en las personas con ansiedad o síndromes violentos. Si se sigue un tratamiento con acupuntura, combinado con ejercicios de respiración y una dieta equilibrada, los desórdenes se atenúan, porque los puntos energéticos se equilibran y el individuo se integra con su entorno en armonía. La capacidad de estas agujas es tan fuerte que muchas personas en Occidente optan por ellas a la hora de realizar algún tipo de tratamiento médico, puesto que sólo se combinan con medicinas naturales de hierbas, y el cuerpo no tiene que asimilar (y expulsar más tarde) ningún veneno.

Compartir en redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>