PERDER PESO sólo en grasa

A la hora de ponerse a dieta, mucha gente se obsesiona con el peso, pero en realidad lo importante es que se pierda la mayor parte de la grasa acumulada; de hecho, los kilos son algo relativo y no siempre es directamente proporcional a un exceso de peso, puesto que cuando una persona está en forma los músculos tienen más peso que la grasa, así que pueden aparecer más kilos en la báscula que una persona gruesa pero con más sustancia grasa en su organismo.

Para perder el mayor peso en grasa hay que seguir una serie de pautas con las que seguro podremos acelerar el proceso. En primer lugar, a la hora de elegir alimentos del tipo lácteo, como los quesos, se aconseja que tengan menos del cuatro por ciento de grasa en su composición, y si no es posible, no hay que tomar más de sesenta gramos de queso de alto contenido en grasa (como por ejemplo el curado, oveja o el de bola holandés).

Asimismo, la leche hay que tomarla semidesnatada o desnatada, ya que posee las mismas propiedades que la entera (vitaminas y proteínas) pero la mitad de grasa o la ausencia total de ella. El mismo procedimiento hay que seguir con los yogures, evitando al máximo posible los que tengan trozos de fruta o mermelada, ya que contienen mucha más cantidad de azúcar.

En cuanto a la carne, decantarse por las de ave, sobre todo pollo y pavo (carnes blancas) y reducir al máximo las carnes rojas, como la ternera y el cerdo. Si es necesario comer estas últimas, asegurarse de que son magras y no tienen tocino ni nervios. También hay que reducir al máximo la cantidad de sal que se ingiere al día, pues contribuye a la retención de líquidos y a la acumulación de la grasa.

A la hora de cocinar, debe utilizarse aceite de oliva siempre que sea posible, pues las grasas que contiene son insaturadas, lo cual ayuda a mantener un buen estado de salud; por el contrario, huir al máximo de grasas saturadas como la mantequilla o la margarina, y si ésta se consume que sea del tipo Light (baja en grasas).

Hay que evitar los embutidos en general, pero si se consumen que sean aquellos que menos grasas e hidratos de carbono contienen, que en este caso son las salchichas y el jamón de pavo. Para conseguir eliminar las grasas y desintoxicar el organismo de forma natural, es necesario consumir dos raciones de fruta al día y tres de verduras; su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales conseguirán equilibrar el tránsito intestinal y contribuirán a un mejor proceso digestivo. A esto también contribuyen el pan y los cereales integrales. Otra forma de ingerir fibra y proteínas, que se deriva en una menor acumulación de grasas, es a través de las legumbres (lentejas, garbanzos, alubias), que además son beneficiosas para muchos otros propósitos, como la prevención del cáncer, diabetes y de enfermedades del corazón, y la reducción del colesterol.

De igual forma, es importante mantener activo el metabolismo; la premisa es realizar cinco comidas al día para que se mantenga funcionando y así se quemen más calorías, distribuidas en el desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Así, el cuerpo se mantiene trabajando durante toda la jornada, lo que hace que perdamos más grasa y nos mantengamos más esbeltos, demostrando que saltarse alguna comida simplemente produce el efecto contrario; el organismo reacciona acumulando más grasa puesto que se prepara para una posible larga ausencia de alimentos. Y por último, un consejo clásico pero efectivo en la eliminación de grasas: beber como mínimo dos litros de agua diarios.

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.