Yoga como método para perder peso

El yoga no sirve sólo para liberar tensiones y desestresarse, sino que también sirve para sudar y perder peso. Añade 10 minutos a tu práctica habitual o úsala como un entrenamiento rápido si no tienes tiempo de pasarte por el gimnasio.

  1. Empieza en la postura del templo, coloca los pies más amplios que el amplio de la cadera, las rodillas y los dedos de los pies han de apuntar hacia afuera, hundiéndose de manera que los muslos estén paralelos al suelo. Inhala y arquea un poco hacia atrás para presionar el pecho hacia delante, luego exhala a través de la boca. Repite durante 15 respiraciones.
  2. Permaneciendo en la postura del templo, pon los puños de las manos delante de las caderas, los dedos meñique de las manos presionando en los huesos de la cadera. Inhala y endereza las piernas mientras alcanzas las manos por encima. Exhala con fuerza, tirando de las manos hacia abajo llegando a las caderas, sentándose de nuevo en la postura del templo. Repite este movimiento durante 1 minuto.
  3. Párate e inhala, alcanzando los brazos por encima tuyo.Exhala y dóblate hacia delante, doblando las rodillas para que las palmas de los pies puedan tocar al suelo. Repítelo un par de veces. yo2
  4. Inhala para ponerte de pie. A continuación, empuja las caderas hacia atrás, dobla las rodillas y relájate en una silla, los brazos han de estar frente a la cara. Exhala y ponte de pie, baja los brazos poniendo los puños delante de las caderas. Inhala de nuevo y siéntate en la silla. Continua estos movimientos durante 1 minuto. Si quieres plantearte un desafío, salta durante cada exhalación en lugar de estar de pie.
  5. Inspira aire y ponte de pie, extendiendo los brazos por encima tuyo. Baja los brazos hacia atrás mientras exhalas y te doblas hacia delante. Inhala y balancea los brazos hacia adelante y ponte de pie. Luego exhala y para. Repítelo durante 5 o 6 respiraciones.
  6. Repitiendo el primer paso haciendo la postura del templo, pasa la pierna izquierda a la pierna derecha para hacer frente a la esquina derecha del tatami. Exhala, presionando las manos en posición de oración delante del pecho y relajándote en la silla. Inhala de nuevo, y coloca la pierna izquierda hacia atrás en la postura del templo con los brazos abiertos. Exhala y pisa el pie derecho en el pie izquierdo, relajándote en la silla. Repite durante 30 segundos, yendo de lado a lado.
  7. benyogaContinua este movimiento durante 30 segundos, realizándolo cada vez más rápido. Si quieres plantearte un reto, salta directamente de la postura del templo a una postura de silla. Inhala durante la postura del templo y exhala durante la postura de la silla.
  8. Repite el paso número 3.
  9. Comienza en una zancada alta con la pierna derecha hacia adelante y las piernas dobladas a 90 grados. Inhala y endereza las piernas, extendiendo los brazos por encima tuyo. Luego exhala y baja hacia dentro, empujando los puños hacia las caderas y atrayéndolo. Repite durante 10 respiraciones, luego baja la rodilla izquierda hasta el suelo y desenrosca los dedos de los pies. Extiende los brazos por encima de la cabeza y hunde las caderas hacia abajo para estirar el tendón de la corva y el flexo de la cadera izquierda. Coloca las yemas de los dedos a cada lado de la pierna derecha, luego mueve las caderas hacia atrás para enderezar la pierna derecha y doblar la pierna delantera. Repite en el lado izquierdo.
  10. Desde la zancada alta izquierda, pisa el pie derecho hacia delante. Inhala y levanta el pecho hasta la mitad, estirando mucho la columna durante un buen rato, luego exhala y descansa. Junta las manos detrás de la espalda y estira los brazos para estirar el cuello. Quédate en esta posición durante 5 respiraciones.

También échale un vistazo a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.